El libro es un fiel reflejo de mis inquietudes


Autor: Iker Cortés
Publicación: El Comercio 19-12-2006
Juan Manuel Bonet firma el volumen que ayer llegó a Cornión acompañado de una restrospectiva de su obra «Me siento desbordado», dijo el pintor.

Pudor. Esa es la palabra que acude a la mente de Pelayo Ortega a la hora de describir lo que siente con la galería Cornión llena hasta la bandera. «Me siento desbordado porque no son precisamente mi fuerte los actos públicos». Y lo cierto es que en el que nos ocupa, celebrado ayer en la sala que para el pintor es como una prolongación de su casa, no faltó nadie. Hubo hasta quien se quedó fuera. Juan Manuel Bonet, cómplice del artista, mitad mierense mitad gijonés, presentaba allí 'Pelayo Ortega', la primera biografía pictórica que navega por todas las étapas del artista desde sus inicios, a finales de los años setenta, hasta la actualidad. Tal es así, que el autor tuvo que escribir un epílogo -pues el volumen lo terminó hace ya un año- donde habla en futuro de cosas que ya han sucedido, como la conquista neoyorquina que Ortega inició a principios de este mismo año.

«Cuanto más grande es un artista, menos quiere expresar con las palabras», diría la alcaldesa de Gijón Paz Fernández Felgueroso, que presidió el acto, a raíz de la breve intervención del pintor, donde simplemente mostró su agradecimiento a todas las personas que han participado en la elaboración del recorrido por su vida, entre ellas Ángel Antonio Rodríguez, crítico de arte de EL COMERCIO, que se ha encargado de la compilación documental, y el periodista Juan Carlos Gea, encargado de presentar el acto.

El caso es que ese pudor -«que no es falsa modestia»- a duras penas escondía el verdadero entusiasmo del creador por la obra ya culminada. «Estoy muy contento. Es un libro que se deseaba desde hacía mucho tiempo y por fin ve la luz», aseguró tras la presentación el flamante ganador del premio de Cultura de EL COMERCIO. «El texto de Juan Manuel es un estudio muy pormenorizado de las fases por las que ha ido pasando mi trabajo y la riqueza visual del ejemplar hace que tenga una calidad indiscutible».

Y es que son alrededor de trescientas las obras que aloja en su interior 'Pelayo Ortega', una monografía que expresa la visión de Juan Manuel Bonet y como tal es sólo un punto de vista. Pero añade el biografiado que es una persona muy vinculada a él desde hace muchos años «por amistad y aficiones comunes» y que, lógicamente, lo que sale publicado «es muy certero y supone un fiel reflejo de cuáles son mis inquietudes, cuál es la mecánica de mi forma de ser y de mi forma de trabajar».

Pero lejos de quedar anquilosado en el pasado que ayer quedabacomo cerrado con la presentación biografía, el artista explicó que está ya proyectando su participación en el próximo Arco, que será en febrero, y ya para primavera «una exposición individual en Barcelona en la galería Miguel Marcos».

Tomó después la palabra Paz Fernández Felgueroso quien aseguró que el «overbooking de la sala», que superaba los límites del recinto, evidencia que el libro «es un gran regalo de Navidad» y supone una conjunción de esfuerzos «espléndida» por parte de Trea y Juan Manuel Bonet. Destacó, además, que la traducción al inglés, llevada a cabo por Luis Álvarez Mayo, «ayudará a difundirlo»

Por su parte, Bonet hizo un repaso pormenorizado de las claves del libro. En opinión del propio Ortega, «una monografía que en nuestra tierra se merecen muchos otros artistas», concluyó.