Toda una vida pictórica expuesta


Autor: I.C.R.
Publicación: El Comercio 19-12-2006
A modo de breve paseo por la vida pictórica del artista asturiano, la galería Cornión muestra hasta mañana catorce de sus cuadros -quince, si contamos el permanente, situado a la entrada de la librería-. El recinto, ligado al artista desde sus inicios a finales de los setenta, se viste de esta forma «para entroncar con la presentación del libro. Hemos puesto una serie de cuadros que responden a las etapas anteriores de Pelayo Ortega y a la actual». Son palabras de Amador Fernández, responsable de la galería. En ella, el visitante puede dejarse llevar por obras como 'El cielo y la tierra' (1980), de lo que sería su primera etapa: minimalista y expresionista alemana.

Quedan representadas también dos de las épocas cruciales en la vida de uno de nuestros pintores contemporáneos más internacional. La primera: aquella en la que se fue a vivir a Madrid y pintaba sobre Asturias que es mostrada con 'Gijón' (1988). Y viceversa, cuando el artista volvió a Asturias y empezó a retratar Madrid con 'La provincia blanca' (1991): «Desde aquí pintaba lo blanco y desde allí hacía lo propio con lo oscuro», explica el galerista.

'Faro', de 1994, es también exponente de la llamada 'Línea clara', donde todos los cuadros eran de blanco sobre blanco en «un momento de la vida de Pelayo que fue muy importante. De hecho, nos presentamos en una feria de Arco sólo con este tipo de cuadros», recuerda Amador.

Y, por último, hay una representación de la última etapa con varios cuadros en los que ya usa los tubos de pintura de forma directa sobre el lienzo y se puede ver la progresión hacia una composición más abigarrada, «con trazos y colores mucho más fuertes». Así lo hace en obras como 'Metrópoli' (2003) y 'Sitio' (2004). 'Retrato de R. Zabaleta', (1992), 'Pinturas domésticas. El reloj de pared' (1993), 'Un trocito de pintura sonriente (1997), 'Música de fondo' (1998), 'El alfarero. Homenaje a R. Barradas' (1999), 'Canción de Navidad' (1999), 'Ángel negro' (2004) y 'Pintura luz' (2004) completan esta exposición retrospectiva cuya disposición al público finaliza mañana.