La triple apuesta de Pelayo Ortega


Autor: Georgina Fernández
Publicación: La Voz de Asturias 14-1-2005
Pelayo Ortega, prepara 3 grandes exposiciones en solo un año. La primera, en Cornión, a finales de mes. La segunda, en noviembre, en La Marlborough de Nueva York y en enero del 2006, en Madrid.

Es como la triple gemela, pero en este caso, una apuesta sobre seguro. El artista asturiano Pelayo Ortega presentará tres grandes exposiciones en el plazo de un año. La prímera, ya a finales de mes, será la punta de lanza de las otras dos, ya con la Marlborough. Una en noviembre, en el domicilio neoyorquino de la famosa galería, y ya ,en enero del2006, enJa sede de Madrid.

Cornión,la galería gijonesa de cabecera del artista será la que presente en primer lugar su ultimísima obra. A fines de este mes, Amador Femández, su director, aún no ha cerrado la fecha de la inauguración, presentará una selección de lo más novedoso del taller de Pelayo Ortega.

Las obras son inconfundibles. llevan el sello del artista: colores vivos, mitad abstración, mitad figuración, y esos personajes de paraguas que pululan habitualmente por sus obras.

Son una quincena de cuadros que nos darán una idea de las últimas travesías pictóricas del creador asturiano. Son óleos sobre lienzo y sobre tabla con la fuerza del color que es característica de Pelayo Ortega. Será una exposición "atrevida", define Amador Fernández.

Cornión suele presentar una muestra del artista gijonés cada tres años; hace dos también expuso una serie de xerigrafias de este autor que, en principio iba a exponer en Nueva York el próximo marzo, puesto que se retrasaba la muestra prevista con Juan Navarro Baldeweg, el autor del proyecto arquitectónico del Hospital Central. Al final, la muestra de Navarro se mantendrá en primavera,y la de Pelayo pasa al mes de noviembre,la fecha que se barajaba inicialmente.

Amador Fernández, el amigo y galerista de Pelayo Ortega, cree que esa demora no devaluará nada la repercusión de esa muestra. La exposición de la Marlborough se hará con las mismas obras e idéntico catálogo, primero en Nueva York y, dos meses después, lo que dure la muestra y el traslado de los bártulos, en Madrid. "Él está muy entusiasmado", explica el galerista. Entusiasmado sí, pero no se duerme en los laureles. El artista está introduciendo pequeñas novedades en sus obras. Juega con
formatos no pabituales en él. Emplea estruscturas que llevan aluminio en la parte posterior, y que tienen delante paneles que pinta.

"No es algo definitivo",indica el director de Cornión. Tanto que, en esta próxima
exposición aún no podremos contemplar el resultado. "Sólo está experimentando", puntualiza. Pero por ahí se empieza.

Amador Fernández explica: "Pelayo Ortega es uno de los artistas que más cambia y evoluciona. No se conforma con pintar siempre lo mismo. Incluso en sus etapas más brillantes "desde el punto de vista comercial, rechaza continuar en la misma línea y empieza otra. Lo ha hecho ya varias veces en su trayectoria. Es una de las cosas que más admiro de él, que se atreve a romper con algo que ya tiene éxito. Pero es que se trata de un artista que trabaja con mucha seriedad.

Pelayo Ortega también será uno de los artistas asturianos que estarán el próximo mes en la feria internacional de arte Arco de Madrid, con la Marlborough, con quien ha presentado su obra en las últimas ediciones.

El artista fue uno de los nueve creadores asturianos que tuvo obras en la colectiva con la que abrió sus puertas la galería Fruela, la del Grupo Masaveu, en Madrid, desde noviembre pasado hasta hoy mismo, que se clausura.

A Nueva York, Pelayo Ortega llevará entre 20 y 30 cuadros de formatos grande y mediano, correspondientes también a lo último que ha cocinado el pintor en su estudio: del trabajo del 2003 y mucho de lo pintado en el 2004 y en este 2005.

El pintor, que cada vez presenta planteamientos más abstractos, fue descubierto por la famosa galería de arte Marlborough en la edición de la feria Arco de 1993, donde acudió de la mano de su galerista de siempre, Amador Fernández