Colectivas de Navidad: adiós al batiburrillo de aficionados.


Autor: Rubén Suárez
Publicación: La Nueva España 31-12-1994
Finalmente nos referiremos a la más creativa y de mayor aportación artística, ya que se trata de una exposición monográfica con el tema de Gijón, en concreto Gijón Sur-Mer, una evocación a la francesa de sugestivo encanto y tradición plástica, que reúne a diecisiete artistas, todos ellos gijoneses o residentes en Gijón, que pintan
a su ciudad desde distintos lenguajes, pero con el común denominador de la calidad.
La mayoría de las obras expuestas ha sido creada para esta exposición, pero no faltan algunas piezas «históricas» de Valle, Piñole, Suárez Torga, Aurelio Suárez, o de creadores que como Rubio Camín y Antonio Suárez transitan ahora por distintos presupuestos artísticos, pero nos vienen a recordar la vitalidad, la fuerza expresiva de aquellas obras de primera hora.

El resto de los artistas representados son José Arias, Armando, Fernando Díaz, Humberto, Josefina Junco, Pablo Maojo, Pelayo Ortega, Rodolfo Pico, Ramón Prendes, Fernando Redruello, Javier del Río y Estrella Sánchez. Independientemente de las pinturas individualmente consideradas, incluidas las pequeñas delicias escultóricas de Maojo, la exposición como instalaciónes toda una inmersión en lo plástico, un baño de color, solicitado el espectador por las muchas seducciones
que le llegan de las paredes de Cornión, llenadas en plenitud, pero sin confusión,
por las obras expuestas.

Una muy interesante muestra de las que cabría esperar se repitiesen más a menudo.