Críticas:

  • Diferentes formalizaciones en la mejor tradición neofigurativa
  • Doble exposición de David Lechuga en Gijón