Críticas:

  • Más madera