Críticas:

  • Marcos Tamargo, artista internacional y precursor del move-art
  • Pinturas para tocar y pensar