Críticas:

  • Las naturalezas muertas de Paredes
  • La alegoría como estímulo
  • El bodegón surrealista de José Paredes