Galano inexplicable

25 Marzo 2019
No hace ninguna falta que los pintores expliquen sus obras, e incluso puede resultar contraindicado que lo hagan, pues no es fácil que estén a la altura, y bajarán el nivel. La mejor excepción que conozco de esto es el gran figurativista Miguel Galano, que hace un formidable discurso de su arte negando que el arte requiera discurso (“cuando Monet pinta una marina no hay discurso, cuando el Greco pinta un apostolado no hay discurso”), y si niega la explicación del arte es, simplemente, porque no es posible. Galano “explica” así el lugar desde el que pinta: “Yo estoy en un lugar que no tiene explicación al que la palabra llega con dificultad”. Añado yo: explicar: sacar de la plica, del pliegue, del secreto, del misterio, y, en pintura, del centro del silencio al que con color y formas el pintor ha logrado ascender/descender; o sea, romper con voces y algarabías ese silencio. ¡Schsssss!

Pedro de Silva
La Nueva España