9 Mayo 2019

La sala Cornión reúne obras. de Fresno, Pablo Maojo, Yamaguchi y Ernesto Knörr

La exposición "Piedra, metal o madera", que se inaugurará el sábado, muestra el singular uso de materiales que hacen distintos autores.

Asturianos o muy vinculados al panorama artístico del Principado, los cuatro autores que la sala Cornión reunirá a partir del próximo sábado en la exposición "Piedra, metal o madera" comparten una común preocupación por el uso de los materiales y su relación con la naturaleza y el espacio. Son, por orden de fecha de nacimiento, Francisco Fresno (Villaviciosa, 1954), Ernesto Knörr (Vitoria, 1957), Pablo Maojo (San Pedro de Ambás, 1961) y Tadanori Yamaguchi (Nagoya, Japón, 1970). Y según los responsables de la galería que dirige Amador Fernández Carnero en la gijonesa calle de La Merced, son escultores (entre otras cosas) que se caracterizan por una obra de "lenguaje sencillo y, en cierto modo, desornamentado, que conecta su obra directamente con el medio natural".

Fresno, que es también pintor y grabador, ha traslado a buena parte de sus piezas una cierta visión de la naturaleza como fuente trascendente. Tiene importantes esculturas públicas en Gijón, donde destaca una obra como "Hacia la luz", inaugurada en 1970 en la rotonda de Albert Einstein.

Ernesto Knörr, artista que ha expuesto en otras ocasiones en Cornión, ha definido su escultura, generalmente en acero y madera, como el resultado de la confluencia del equilibro, la tensión y el movimiento. Tiene obra pública en Gijón ("Dinámica", en la calle Manuel Medina) y en Pola de Siero (" Árbol singular").

Maojo ha querido vincular siempre su obra a su entorno vital, con el que condicen sus creaciones. Con la motosierra o la gubia, su material de trabajo es la madera. Una de sus piezas importantes es "Centenario, 2007", que está en el puerto de El Musel.Otra de sus propuestas singulares fue la instalación "La barrera oceánica".

Avecindado durante años en Pravia, el nipón Tadanori Yamaguchi ha destacado por sus obras en piedra. La crítica ha subrayado su capacidad para llevar a ese material, desde un profundo lirismo, los contrastes entre los mundos oriental y occidental. Ha expuesto, por ejemplo, en la galería madrileña de Marlborough.

Una exposición que permitirá ver obras de cuatro relevantes escultores del momento: sus confluencias, pero también las diferencias de sensibilidad y técnica.

J.L.A.
La Nueva España