27 Noviembre 2019

Escultura asturiana: Reivindicación y reflexión

Tadanory Yamaguchi, Avelino Salas y María Jesús Rodríguez mostrarán sus obras en Sculto, que se celebra este fin de semana Las galerías Gema Llamazares y Cornión expondrán en la feria de arte contemporáneo de Logroño.

ANA RANERA
El Comercio

Sculto, la única feria especializada en escultura contemporánea de España, celebrará su tercera edición desde el jueves hasta el domingo en Logroño. Este año participarán en la cita quince galerías y cuarenta artistas que expondrán más de doscientas obras. Entre los participantes, se encuentran dos salas asturianas, las dos de Gijón: Gema Llamazares y Cornión; ambas han decidido acompañar en esta cita a artistas cuya trayectoria se ha consolidado entre las paredes de sus espacios, escultores con sello asturiano cuyas obras invitan a la reivindicación -es el caso de Avelino Sala- y a la reflexión -el de Tadanori Yagamuchi. Dos de sus piezas son las que ilustran estas páginas.

Gema Llamazares acudirá a la feria con piezas de los escultores Arancha Goyeneche, Jorge García y María Jesús Rodríguez, además de Avelino Sala. Goyeneche viene realizando una exitosa carrera artística tanto en exposiciones individuales como colectivas y ha recibido numerosos premios a lo largo de su carrera. Jorge García, por su parte, se caracteriza por explorar las nuevas dimensiones de la expresión escultórica y esto lo ha llevado a trabajar con diversas técnicas y medios, siempre teniendo como protagonistas a los objetos. La sala gijonesa llevará también la obra de dos escultores asturianos: María Jesús Rodríguez y Avelino Sala. Rodríguez destaca por sus evocaciones a la naturaleza y su respeto al medioambiente, por lo que también se acercaría a esa línea reflexiva y reivindicativa que Avelino Sala lleva al extremo, al cuestionar constantemente, a través de su escultura performativa, la realidad que le rodea, aportando siempre una mirada crítica con la que reflexiona acerca del poder del arte para crear nuevos mundos, mundos en los que él utiliza la estética para expresar su ética.

La sala Cornión, por su parte, expondrá en la capital riojana la obra del japonés afincado en Asturias Tadanory Yamaguchi. Sus esculturas reflejan, inconfundiblemente, sus raíces niponas. El artista compone piezas en piedra y madera tremendamente sencillas que esconden, entre sus líneas y formas, una compleja profundidad. Son en realidad mapas sentimentales de su entorno. Yamaguchi observa, siente, acumula experiencias sensoriales.

Estas dos galerías, junto a las otras trece participantes, formarán parte de una feria que se escapa de los formatos que presentan habitualmente las exposiciones. Entre sus innovaciones, ofrece una disposición museística que contribuye a resaltar cada una de las obras y dispone de actividades complementarias que permiten analizar el panorama artístico actual. Además, Sculto cuenta con un amplio programa educativo que facilita el acercamiento al arte de los estudiantes. Con esta iniciativa, los alumnos pueden entrar en contacto con galeristas, artistas y coleccionistas y adentrarse en el conocimiento cultural y empresarial que permanece oculto tras las obras.

Sculto también tiene como objetivo establecer relaciones entre sus múltiples participantes, una manera más de demostrar la apuesta por la innovación de este encuentro artístico, que pretende alcanzar cada vez a un público más amplio y mantener la buena acogida de anteriores ediciones.

Gracias a Sculto, durante cuatro días, Logroño se convertirá en el epicentro de la escultura contemporánea. Artistas nacionales e internacionales expondrán sus trabajos en un ambiente que rompe con los cánones establecidos en las ferias de arte, y con presencia gijonesa, por partida doble, para dejar patente la calidad artística de los galeristas asturianos.